Un Detalle.

Hacía ya unos días que el reflejo de Maria desaparecía del espejo.
Lo descubrió una mañana entre la primera mojada de cara para despertarse de todo y el lavado de dientes de todos los días.
Al principio no se dió cuenta, pero ya salida de la duermevela y con las lagañas fuera de sus ojos, no pudo evitar notar que sus manos “titilaban” en el espejo; si, “titilaban”; como esas reglas con las tablas en forma de holograma que según las gires para un lado o para el otro las podés ver o no, en este caso, solo cuando mostraba la palma podía vérsela reflejada entera, ahí donde siempre había estado, pero cuando la doblaba un poco se desvanecía, como si fuera Marty Mc Fly tocando la guitarra.
Un descubrimiento alarmante, sin duda, pero ese día había que trabajar temprano y decidió esperar a ver como evolucionaba el asunto.
No mejoró. A medida que pasaba el tiempo, trozo a trozo, detalle a detalle, parte a parte, su reflejo iba haciéndose cada vez menos allá donde algo tuviera que reflejarla.
No sin un poco de aprehensión fué al medico, pero al parecer, este tipo de problemas no los cubre la obra social, así que decidió irse antes de que la consulta le costara una semana de trabajo. 
Por lo demás, nadie a su alrededor parecía notarlo. No lo notaba su jefe cuando la mandaba a arreglar las cosas que Camila siempre acomodaba mal, no lo notaba su vecina que la acorralaba e la escalera para hablarle de los hijos que no se que con la facultad o algo asi, no la notaba su madre cuando se encontraban una vez por semana para merendar antes de la psicóloga. Ni siquiera lo notó Alberto ese día que tuvo que quedarse porque llovía a mares y no podía llegar a su depto como habían acordado desde un principio.
Curiosamente, lo ultimo en desaparecer no fueron sus ojos, como creyó que sucedería, sino la fosa derecha de su nariz, pero a esta altura ya no le preocupaba, despues de todo, no tener reflejo es apenas un detalle y uno que ni siquiera extraña.
Ya no se puede peinar como antes, eso si.

Bueno, un cuento fantástico medio a lo “Seinfeld” en el sentido que no creo que hable sobre nada en particular o que tenga un mensaje… tal vez entre el título y alguna parte de la descripción media quiero decir algo sobre la soledad pero me quedo a medio camino… por fortuna esta bastante bien escrito… algo es algo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s