Engel.

Cuando, ya cansado de no entender el control del nuevo plasma, el viejo se paro para cambiar el canal con la mano, no pude evitar caer en el lugar común y decirle que se tenía que acostumbrar, que el futuro llegaba quisiera o no.
Sin siquiera mirarme, gruñó y con la misma voz que ponía cuando le hablaba al novio de mi herma me contó la historia del Angel que había caído en el pueblo.
“Pasó en el 87. esos años donde el Frío todavía era frío y no esa mierda que tenemos ahora. Bueno, la cuestión es que esa noche hubo relampagos, y truenos, y refucilos y cuando nos quisimos dar cuenta algo había caído en el campo de Don Sosa.
En un principio Sosa pensó que era cualquier otra cosa, unos pendejos haciendo barullo, un loco a los tiros… todas cosas que normales o que por lo menos que alguna vez habían pasado… pero cuando se acercó y lo vió, todo lo que había pensado se le fue a la mierda y no habían pasado dos minutos que el concejo de la ciudad ya estaba camino a su casa.
En ese entonces en el concejo eramos el intendente, el padre Manuel, Dos Sosa, El viejo Vilchez y yo, que había caído medio de sopetón a falta del Dr. Heinz.
Cuando llegamos Sosa, casi mudo nos señaló un lugar atrás de la casa sin poder articular palabra.
Te lo juro, te lo juro por vos y tu hermana…era un ángel, para cuando nosotros llegamos ya lo había movido al galpón asi que las alas estaban un poco mugrientas y el halo abollado, pero no cabía duda, como salido de esas pinturas de los museos; ahí tirado, todo turulato a nuestros pies.
No se quién lo propuso, pero decidimos hablar al respecto en otro lado, no fuera cosa de despertarlo y enojarlo por la falta de modales, asi que, nos fuimos directo al living de la casa y nos sentamos… El cura y el intendente parecían extasiados, Don sosa trataba de recuperarse a golpe de grapa y yo medio que deseaba que el Dr. Heinz no se hubiera ido de raje a Concordia y poder estar durmiendo en ese momento. El único tranquilo era el viejo Vilchez, que mascaba tabaco lento y constante… como si estuviera rumiando la cosa muy para adentro.
Por supuesto, el primero en hablar fue el cura. Dijo que este era un día de regocijo y después de obligarnos a todos a decir un “Ave maria” y el correspondiente “Padre Nuestro”, agregó que los impíos ya dejarían de pedir pruebas y que para saberlo, solo había que venir a “Descanso de las Colinas” la nueva Capital de Cristianismo Mundial, pero ahí, el intendente, que había acompañado enérgicamente todo lo anterior, medio que le paró el carro y aclaró que no solo los Cristianos eran dueños de este milagro; el Angel era propiedad de toda la humanidad y no había razón para prohibirle la visita a quien quisiera disfrutar de “Todo lo que nuestro magnifico pueblo puede ofrecer”, y esto ultimo lo dijo con ese tono de los anuncios de turismo, como engolado y suplicante.
“¿Y eso no sería Peligroso?” terció un recuperado Don Sosa, con la memoria fresca de los saqueos de otros años “digo, si es un símbolo religioso eso no traería también a la gente que… no se, que odia esas cosas. Ateos, Hindues, que se yo, gente que no es Católica apostólica Romana como la gente de bien”, evidentemente el cura y el intendente no habían pensado mucho en eso, pero dijeron que habría una solución, bastaba encontrar un sponsor… una persona u organización que pudiera proteger al Angel y al pueblo a la vez; “tal vez el Vaticano mismo”, propuso el Cura, solo para que el intendente agregara que con eso no bastaba, que si queríamos hacer las cosas bien, también debíamos hablar con una empresa “tipo Coca Cola” para que se encargara de la parte de la publicidad y otra “mas de las que se encargan de las cosas en la vegas” para que comenzaran a pensar en la infraestructura que necesitaría el pueblo por la afluencia de gente, en sus palabras: “Convertir al pueblo en algo acorde con las circunstancias…” Don Sosa pareció conformarse con la explicación, pero no le quedaba en claro de que forma daríamos a conocer el hecho, Con una carcajada el intendente dijo que solo bastaba conseguir el teléfono de UNA agencia de noticias para que las demás cayeran como un Domino… la cosa era ¿Que agencia íbamos a usar? El intendente pujaba por una con mucho alcance, mientras el cura ipropugnaba que una cadena con simpatías Cristianas tenía que ser la primera, Dos Sosa decía que los noteros de Canal 9 eran muy simpáticos y yo me sentía como perdido, sin haberme hecho a la idea de que hacía unos minutos había visto un Angel ya estábamos empaquetandolo y vendiéndolo y fraccionandolo y no llegué a completar el pensamiento porque los dos tiros me hicieron pegar un salto que ni te cuento. Igual, la sorpresa duró un segundo, porque inmediatamente todos pensamos en el Viejo Vilchez… el Callado y enculado Viejo Vilchez que vaya a saber desde cuando no estaba ahí.
Lo encontramos en el galpón, sostenía con una mano una escopeta que todavía tiraba humo y del ángel no quedaba ni siquiera el cadaver… que se había esfumado como humo de Incienso.
Nunca Dijo porque lo hizo y hubo teorías de todo tipo, que se había vuelto loco desde que se le había muerto la mujer de Cáncer, que ver al Ángel lo había sacado de quicio, que había sido sin querer, muchas, a la cual mas rara que la anterior,… La cuestión es que nunca hubo pruebas para decirle nada a nadie y el pueblo siguió siendo el mismo de siempre tal cual esta ahora… en el culo del mundo, donde a nadie le importa. Pero lo que yo creo, lo que yo voy a seguir creyendo hasta el día en que me muera, es que en el momento de matarlo, Vilchez había entendido algo que yo entendí recién ahora…” Y ahí sí, el viejo si me miró y me dijo sin un poco de piedad “El Futuro no viene si no tiene algo para quitarte”.
Por supuesto, el viejo estaba medio loco, o me estaba jodiendo. pero por alguna razón, no puedo evitar recordarlo cada vez que veo que descubren un deposito de petroleo, o Uranio, o alguna mierda de esas en alguna villita africana de la cual nunca escuché nada.

http://www.dailymotion.com/video/xhbk13_engel-rammstein-subtitulada-en-espanol_music

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s