Piezas

El primer pedazo se le cae en el medio del subte, Ahí, en la curva medio pronunciada (si, esa que siempre chirría) que hace antes de independencia; simplemente con la ayuda de la Inercia una pared chocada apenas y ¡pum!, ahi esta,caído sobre la camisa un poco raida que se puso de apuro para salir a laburar.
Al principio no sabe que es, capaz una miga del pan con manteca que comió a las apuradas antes de salir, capaz un pedazo de pelusa o, dios no lo quiera, capaz un pedazo de la caspa de ese pelo graso al cual no hay con que darle; pero no. No es nada de eso, y le basta un atisbo a la ventanilla, asi como al pasar para darse cuenta de que el espacio donde tendría que estar su mejilla izquierda esta vacío.
Vacío si, pero no como si la piel simplemente se hubiese desprendido y dejado la carne pura, a simple vista los nervios, y las venas, y los cartílagos y demás que hacen que una cara sea una, bueno, cara.
Pero sin sangre, sin baba, sin nada lo unico que hay es un hueco.
Negro, profundo, como infinito en su oscuridad, como si su cara estuviera “Parchada” de un pedazo de cielo nocturno… o el fondo de un pozo donde la vista se hunde en la nada absoluta.
Por supuesto, Vomita al salir del subte.
Asustado, tapandose el rostro con el cuello de la camisa, deseando que nadie lo vea, podria, en realidad haberse ahorrado todo cuidado, un día de semana a hora pico toda extrañeza posible se la come la necesidad de llegar al trabajo a tiempo. Por primera vez agradecido, de esta idiosincracia tan mañanera y subiendo la solapa del abrigo que ahora se pone a regañadientes sube las escleras contando las cudras hasta el hospital.
A ver, eran, dos, tres… tal vez cuatro volviendo por lima hasta San Juan y después son 6 ms hasta que el dedo indice de la mano derecha se deja caer a la vereda con un ruido entre humedo y pegajoso rodando hacia el cordon como una salchicha mal cortada. Y él se qued ahi, mirandolo, con una mezcla de extrañezay nico, que no tiempo a asimilar porque el resto de sum mano sigue el camino casi de inmediato, cayendo y rebotando y y saltando y esparciendose como bolitas salidas de una bolsa.
Enmudecido, pero con la respiración acelerada, ocultó el hueco de su no-mano bajo las mangas del abrigo y comenzó a caminar tratando de mantener las arcadasa raya y ensando en la rareza de todo lo que sucedía, pues, como si de un sueño se tratara, lo realmente extraño, no era como su cuerpo se caia de poco, o como iba perdiendo pedazo a pedazo de lo que solía ser, o como el panico le atenazaba el estomago, sino la sensación muy fuerte, y muy presente de que esas cosas se habían ido por un proposito oculto, como si los dedos, y la mano, y hasta el pedazo de cara estuvieran buscando algo que estaba a la vista, pero a galaxias enteras de entendimiento y de alcance.
Pero ahora hay que caminar, una cuadra; la nariz, otra cuadra, la parte derecha de la frente, como una bolsa abierta por el fondillo que pierde de a poco las cosas, a cada paso era menos mas el y mucho mas nada.
Y mas ahora, que su pierna entera se deshace, se sale de lugar como les asaba a los muñequitos de la niñez cuando los abrías demasiado y te quedabas con un pedazo en cada mano; así se abre su cuerpo y cae estrepitosamente perdiendo el brazo derecho desde el hombro para arriba como un embutido caido del estante.
Ahora, ya casi por la mitad, se arrastra como puede hasta un zaguán humedo al lado de unas escaleras, y por un momento puede acurrucarse dentro de las ropa que, ahora con las partes menos le quedan grandes y embolsadas, para pensar; ¿Porque No grito cuando ls cosas empezaron?, ¿Porque no pidió ayuda al darse cuenta de lo que pasaba? ¿Porqeu se queda ahí en la escalinata donde una mujer lo confunde con un pordiosero y le alcanza unos billetes arrugados que ya no tiene manos para agarrar ni ojos para ver?
Pero cree que son dos de 5.

Fin.

Este me quedo Larguisimo; creo que al principio quise decir algo sobre algo, pero al final solo se transformo en una prueba de si podia terminar un cuanto que emepzara con la frase “El primer pedazo se la cae en el medio del subte”.

En fin.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s