Beta tester

La mujer en la habitación es hermosa.
Lo sabe bien a pesar de no haberla visto, tirada de costado sobre la cama que se ilumina de tanto en tanto con los relampagos de la tormenta por venir, la piel blanca parece aún mas blanca de lo que realmente es, como el marfil de las teclas de un piano esperando ser tocadas por él y solo por él.
Despacio, como si en cada uno de los pasos que da pesara el principio de un mundo diferente, se acerca; los pies desnudos sobre el frio piso de diseños geométricos que parecen moverse en una extraña confusión optica, como si estuvieran vivos y moviendose expectantes y ansiosos; expectantes y ansiosos como una extensión de si mismo; como si su deseo se hubiera dejado derramar, como si su cuerpo no pudiera contenerlo y este infectara todo lo que lo rodea.
De repente, la mujer se remueve como si quisiera acurrucarse cada vez mas, hacerse parte de las sabanas que la rodean, su pelo renegrido casi indistingible en la penumbra de la seda o el satín que la rodea. Él se detiene y oye su respiración, acompasada, continua, como un tambor constantemente repercutiendo en los mismos tonos. El Centro de la vasta maquina humana, llamandolo, atrayendolo, pidiendolo con cada latido.
Y él se deja atraer, se deja llevar como por una mano invisible hasta la base de la cama donde ya puede sentir el calor emanar leve y acogedor del cuerpo que lo espera.
Ahora, una mano por debajo de la cabeza, moviendose, con cuidado, milimetro a milimetro por entre los cabellos que se separan sedosos y sin oponer resistencia alguna, la levanta con lentitud y ella entreabre los ojos; verdes con vetas marrones alrededor del iris como unas constelacion en explosión constante, Hay un nombre que no le pertenece detenido entre sus labios, pero eso no importa porque él deja acercar los suyos, anhelantes, impostergables, inescapables y solo basta un ademán, un pequeño empujon para que…

[IHKJ. Efecto terminado]

Antes decir nada se deja estar unos minutos, los ojos cerrados, la fuerza volviendole a los músculos, los pequeños movimientos de cabeza para hacer crujir las articulaciones y sobre todo, dejar que los ultimos resabios de la pastilla desaparezcan del paladar. Los protocolos básicos para volver de la realidad del sueño, ya son parte de su segunda naturaleza, no importa que tan desesperados esten o que tan rápido quieran la evaluación… van a esperar lo que haya que esperar.
Por fin, abre los ojos de ese azul imposible que solo pueden lograr los testers y señala.
-La simulación provista por la pastilla es…- Los cientificos contenían el aliento, doce pares de pulmones detenidos en el tiempo, solo para escuchar- funcional-
Los cientificos respiraron aliviados, obtener un “funcional” de Tresh Miccai era considerado imposible desde la ultima “Tanda” de la GTM76, la llamada “Sweet Dreams”, causante de los primeros sueños en HD de la historia de la humanidad.
-Pero hay cosas que tienen que arreglar- algunos comenzaron a tomar nota.
– La identidad del objeto del deseo; puede parecer misteriosa, pero la tormenta llegando desde el fondo puede presentar asociaciones con recuerdos negativos; no quieren que cuando el cliente vea la cara de aquel o aquella que esta en la cama, aparezca su Ex, con la que las cosas terminaron mal. El movimiento de los patrones en el piso, pueden generar reacciones esquizofrenicas en personas propensas a esa clase de estimulo. Por ultimo, el final de la historia en si, tiene un matiz potencialmente peligroso, con la posibilidad del engaño y el beso robado, que sería necesario mitigar si no quieren escuchar de los grupos de violencia familiar o de ultraderecha Cristianos quejandose al respecto.
Si logran trabajar esos detalles, la Droga podría estar a la venta para antes de las fiestas. la temporada de las depresiones ayudaría a las ventas mejor que cualquier publicidad-
Todos los cientificos asintieron, algunos con una sonrisa, otros con un “temporada de fiestas, ¿Como no lo habiamos pensado antes?”; y otros simplemente se acercaron para darle la mano a la leyenda. Civilizadamente.
Tresh sacudio manos y sonrió a los cientificos pero en el fondo no podía dejar de pensar cuanto tiempo soportaría, cuanto tiempo pasaría antes de decidir perderse en el sueño de una nueva pastilla o en la realidad virtual de algun nuevo aparato…
En eso estaba cuando de repente, los patrones geometricos de las paredes del laboratorio comenzaron a moverse en torno a él, lentos, inescapables, cuadrados y rombos y circulos convergiendo y deshaciendose a su alrededor como un sueño que empieza a chorrearse por los costados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s