Una solución.

Cansado del cliché, madre de tantos malos sonetos, versos y rimas; disparo su cañón contra la misma luna inspiradora.
Partida al medio, como si de una vulgar cascara de huevo se tratase; la luna solo puede conjurar polvo estelar entre sus dos mitades.
Sin embargo, pobre victoria resulto esta.
La mala poesía sobrevivió (y sobrevivirá) en los corazones ahora quebrados y las almas “tan cerca y a la vez tan lejos” de cualquiera que mire al cielo después de un “No” desdeñoso.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s