Ghost writers.

Cuando se quedaron sin historias que contar, cuando toda novela había sido leída, todo cuento escrito y toda anécdota ya contada; los hombres se volvieron locos por volver a encontrar su camino a la ficción.

Habiendo agotado los métodos científicos y tecnológicos la respuesta resultó mas esotérica de lo que esperaban.
Sabiendo que todo fantasma es un recuerdo que no se va, una historia inconcluso, un cuento sin final a la vista; los hombres teorizaron que solohabría que atraparlos y apresarlos adentro de una nueva ficción para tener una fuente inagotable de experiencias a las que acceder.
Al contrario de lo que creyeron en un principio, en ningún momento tuvieron que apelar a medios mágicos para atrapar a los espíritu; bastaba con poner algunas frases de “carnada” y el espectro se impregnaba en la páginas casi de inmediato.
Por supuesto, esto es simplemente el incio del trabajo de los escritores; bien llamados “Ghost writers”, son los encargados a la vez, de mantener encerrados a los espectros y de encontrarles una nueva historia que protagonizar; labor que resulta ardua y compleja.
Afortunadamente y como en todo trabajo de escritura, existen trucos para hacerlos moverse; darles nuevos rumbos con un viaje, conseguirles una ascenso en el trabajo o hacerlos pelear con la familia han probado ser todas formas efectivas de “agitar” las cosas.
Sin embargo, es darles una historia de amor, la mejor de las formas de hacer que un espectro “actúe”. Basta un interés amoroso que se acerque a ellos para que estén inmediatamente dispuestos a viajar, a dejarse ir y hasta a olvidarse de su realidad con tal de conseguir que alguien este con ellos.
Eso no quita que haya fantasmas huraños que se niegan a cooperar; que no se dignen a hacer avanzar la historia. Algunos creen que en venganza por haber sido encerrados, otros que sus vidas ya de por si no son tan interesantes para empezar; sin embargo los más, han postulado que, habiendo tenido ya una historia de amor en vida, no hay palabras posibles para replicar el sentimiento; las nauseas, el nerviosismo y la alegría que el amor verdadero conlleva, Hoscos y taciturnos, permanecen (Y permanecerán) quietos, con la sola idea de preservar su historia de palabras que nunca jamás podrán hacerle justicia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s