Matias Foxx. Formalista (Una biografía).

Nacido en Avellaneda, Buenos Aires en 1973 podemos decir que la verdadera historia de Matias Fox comienza con aquel epíteto lanzado por vez primera como un chiste o tal vez un reproche; en una época de escritores comprometidos- el único compromiso de un escritor es la literatura habrá dicho el en alguna nota famosa por su virulencia-, novelas de complejidades psicológicas que se resuelven en la cabeza de aura protagonistas, con pasados y pareceres que explican al delator, al asesino u al que es nada en el gran orden de las cosas, Fox abrazo su mote con la fuerza del convencimiento y, porque no, de la propia revancha.
Ya desde el principio reaccionario a cualquie modo- este adjetivo le hubiera encantado- prosaico de leer la literatura, su primera experiencia con la misma resulto de grafitear diversas paradas del subte de su Buenos Airea natal, cada una con un verso, el efecto de la lectura de los mismos a través de la ventana del viaje nos daba un poema entero si se hacia todo el recorrido. Era, sin embargo, mas interesante, el efecto que los poemas tenían leídos de a partes, como trozos de un collage de sentido que solo el lector podía armar valiendose de recortes, sobrentendidos y elipsis que cambiaban según la estación donde se comenzara a leer y la dirección del viaje-son sabidos los sobretonos eróticos de los versos que comprendían las estaciones entre Lima y Rio de Janeiro de la línea A, a contrapelo de la cadencia casi de salmo religioso que adquirían en el sentido contrario-.
Su segunda incursión, ya en el campo de la literatura pero sin abandonar la experimentación se plasmo en el libro “Cinco principios truncos”, libro que confundió a lis lectores desatentos como una cacofonía de argumentos de los cuales solo se postulan los inicios pasando, cada capítulo a ocuparse de una historia en apariencia diferente, y es esta aclaración necesaria pues hasta mas de un renombrado critico fallo en percibir el carácter coral de una obra completamente interconectada; ubicada en un mismo espacio que es una suerte de cantina o bar de ruta tenemos las historias del forastero ir llega en busca de una mujer, la pareja que ya ha agotado las cosas ir decirse, la prostituta embarazada de un hombre enmascarado, todas comenzadas y aandonadas en el momento donde el nudo debería ocurrir, las historias comienzan a entrelazarse a través de breve oraciones, menciones y descripciones que nos muestaran que las otras historias siguen sucediendo en el fondo de la que leemos en ese momento; así mientras la pareja discute sobre la posibilidad de que su hijo sea un gay no declarado percibimos que la frase “mientras el terroso hombre comenzaba un juego sin contrincante” pertenece a la historia del forastero y que la sentencia “había borrado su pasado con igual saña y cuidado” refiere al pasado de la prostituta embarazada que es, lógicamente, la mujer que el forastero busca sin reconocer. En la historia final, que versa sobre un parroquiano en busca del comienzo de su libro, podemos percibir que el lugar donde se encuentran es el infierno o bien uno de sus arrabales.
También el teatro tuvo el aporte de Fox com su obra”personajes”, la cual comienza con un actor recitando “Esperando a Godot” durante lo que parece ser una eternidad, de repente, el tedio de la lectura es cortado por un espectador que hace un comentario poco feliz sobre la obra, el actor se detiene e increpa al espectador, otro se une a la discusión, y luego otro y otro, teorías sobre la validez del teatro como alegoría u interpretación se agregan con cada nuevo interlocutor, el publico comienza a participar de la obra, finalmente, el propio Fox aparece y con una sentencia deja entrever que todo fue un espejismo o un simulacro.
Es, sin embargo, el ultimo de sus proyectos aquel que mas escandolo provoco en los cenáculos literarios. Calificado como imposible, el “Muchas vidas” hubiera significado la obra cumbre en la carrera de Fox; un libro que, utilizando las mismas palabras, la misma sintaxis, las mismas construcciones, capítulos y parrafos, provocase una lectura diferente cada vez que fuera acometido, así, este proyecto de novela universal- o casi infinitamente vasta- hablaría de un labriego en la Rusia de los zares a la primera leída, solo para transformarse en la historia de una huérfana chechena en la posterior y hablar sobre un bombero en Seatle en la postrera. Multiplicandos al infinito.
A esta empresa mas cerca de la alquimia que la literatura dedico Fox sus últimos años como ermitaño maniático.
Murió, al fin, de una infección pulmonar en el 2007, las leyendas dicen que antes de hacerlo vecinos lo escucharon gritar “Lo hice!” varias veces.
Al día de hoy nadie se anima a interrogar sus papeles.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s