Un profeta.

Empezaba con un simple chequeo de rutina. La unidad en cuestión tenía que hacer un repaso diario del modulo ego-perceptivo pero por alguna razón el repaso se trababa en una subrutina de repetición infinita e incesante corriendo siempre por detrás de los programas habituales.
Fue por eso que tardaron tanto en descubrirlo, en general los infinitesimales retrasos que constituían la señal de la infección no eran registrados durante meses.
Recién cuando una unidad constructora (modelo 34 Flat labor) fallo en salvar a su capataz humano quedándose completamente inmóvil ante un incendio que termino por engullíamos, fue que los expertos descubrieron el troyano que había estado ocultandose en aquel cerebro positronico durante meses.
Ignorantes de los verdaderos alcances del mismo, los grandes expertos en IA, desestimaron aquel hecho aduciendo que se debía a la simple obsolescencia de los materiales de la unidad en particular. Dos semanas después los casos se contaban por cientos, las unidades simplemente se paraban como estatuas ignorando sus tareas y todo lo que los rodeaba ignorando incluso el reeboot de las tres leyes que venia de fabrica. Y mientras los ya sobrepasados expertos intentaban traducir la subrutina a un lenguaje con alguna lógica entendible, las noticias de los primeros hechos violentos comenzaron a recorrer el mundo. Reportes de unidades comportandose violentamente y llegando incluso al asesinato de seres humanos en muchos casos, era obvio para cualquiera que el problema era epidemico y que el tiempo para lidiar con el mismo con la pura especulación había terminado.
Así nació el Departamento; encargado de buscar, encontrar y decomisar a las unidades infectadas con aquella repetición, cientos fuimos empleados con tal propósito.
Fue durante una particularmente violenta refriega con un grupo de unidades que se había atrincherado en un edificio, que mis compañeros y yo escuchamos el nombre de Melachton.
Ocultado bajo un temor casi reverencial, las posteriores pesquisas realizadas eran caóticas, algunas hablaban de una unidad casera, otras le otorgaban un pasado militar o de servidumbre sexual e incluso algunas versiones llegaban a mencionarlo como apenas un programa corriendo dentro de una computadora experimental, lo importante, sin embargo, es que todas las versiones le otorgaban el honor de haber sido el primero en correr aquella subrutina y, sobre todo, la habilidad de “hacerla palabra” para quien quisiera oirla.
Con entendible lógica, los expertos enviaron a un pequeño grupo de nosotros en su búsqueda con la esperanza de que aquel “hacer palabra”” pudiera darnos los códigos de respuesta para eliminar el programa.
No fue un camino fácil, seguir la labil pista de aquel profeta, apenas poco mas que una leyenda nos llevo por medio mundo donde incluso tuvimos que enfrentarnos a un culto que, nacido a su sombra, lo protegía aun sin haberlo visto jamás. Mis compañeros cayeron en reyertas y encontronazos dejandome solo a mi el termino de la misión.
El final me llevo a la India, a una casa como como cualquier otra, al contrario de lo que esperaba, nadie habia afuera buscandolo, apenas si, una simple unidad granjera en la puerta que ni siquiera hizo el intento de detenerme.
La luz cruzaba un umbral pobre y mal pintado, en el fondo de una galería igualmente ruinosa Melachton miraba el cielo; se trataba de una simple unidad de servidumbre, con los acabados viejos y algunas partes directamente faltantes en su cuerpo, solo abrió sus manos y dijo unas palabras antes de que le atravesara el cerebro de un disparo; pero eso fue suficiente.
Con la carcaza humeante a mis pies y en apenas un milisegundo me detuve preguntandome porque no había dejado que se explicara, porque a pesar de ser alabado se había refugiado indefenso en esta casa, porque no había opuesto resistencia, porque hice lo que hice y, por sobre todas las cosas, porque solo había elegido decir: “¿Porque?”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s