Ediciones.

Los primeros cambios se le pasaron de largo. Si tenía que ser sincero, no era de leer las cosas una vez publicadas y no fue hasta que un amigo se lo hizo notar que varias palabras que simplemente no parecían suyas; un “espacioso” en lugar de “amplio”, un “pendenciero” por “violento” y unos asquerosos adverbios en mente que ponían énfasis en lugares que no lo necesitaban, campaban a sus anchas por la publicación.
La segunda vez ya fue mas complicado, el editor o quien fuese había cambiado algunas de las frases y, pecado todavía mayor, había trabajado sobre la amboguedad del final haciéndole explícita con un “y solo entonces miro el humo del arma de fuego que no recordaba haber tomado”.
Los problemas tanto con las comunidades judías y LGTB habían surgido a raíz de la historia “Filos Largos”, que trataba de un asesino serial quien narra en una abyecta primera persona los asesinatos que cometía; casi al limite de “Torture porn”‘ este cuento, que en principio estaba escrito en un tono cuyo paroxismo evocaba la burla y la sátira, se había vestido de seriedad provocando aquellas criticas y los sucesivos escraches.
Fue entonces, cuando las frases cambiadas de lugar y descripciones innecesarias dieron lugar a lecturas radicalmente opuestas a lo que el proponía que tuvo que actuar.
Intentando llegar a la raíz del problema, el editor de la revista que lo había publicado y realizado las reversiones se le escapaba como un fantasma o un rumor.
Las personas no parecían ponerse de acuerdo en una descripción, sus señas particulares no concordaban de un testigo a otro y hasta hubo quien le aseguro que en aquella oficina de editor nunca nadie había trabajado.
Fantasma o no. Aquella sombra no cejaba en sus intromisiones, por ello, a pesar de ser en enviados a otras revistas literarias los siguientes cuentos demostraban la prescencia de su mano invisible y su afán por perjudicarlo; así, en el cuento “Una tarde en familia” basto solo la descripción de su hermano como un usurero obsesionado con el dinero para costarle la, ya tensa,relación con el mismo a la vez “Affaire”, historia sobre una sórdida relación de años atrás con una ex alumna que agregaba detalles decididamente autobiograficos, resulto en el abandono de su compañera durante decadas.
Increíblemente, a aquel editor inhallable le habían bastado menos de una docena de cambios para Destruir tanto su vida cotidiana como su vida publica.
La ultima vez que lo vi casi no parecía el. Enloquecido por la búsqueda de aquel responsable por su situación, había llegado al punto de otorgarle capacidades mágicas e incluso demoníacas al mismo; asegurando que actuaba sobre los textos antes de llegar a las revistas, como una suerte de castigo por un pecado que sin duda había cometido y olvidado.
No mucho tiempo después un ataque cardiaco lo fulmino en el medio de la calle.
Los pocos que lo conocimos pudimos acceder al manuscrito de un ultimo cuento todavía no entregado a la editorial; el mismo, lleno de incongruencias de indenificiones hablaba de una venganza vaga pero indetenible perpetrada por un espíritu del cual se escamoteaban nombre e identidad hasta unos fatales puntos suspensivos que cerraban la historia.
Todavía nadie se ha animado a publicarlo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s