El Bosque.

Cuando llega la temporada de los vientos, Los ancianos permiten la entrada de los aprendices al Bosque.
Aún Advertidos de antemano sobre los peligros de la aventura, cientos de aspirantes que creen que su destino es la literatura se adentran en las espesuras esperando ser de los pocos elegidos para seguir el camino pues, es sabido, son los propios arboles quienes guardan la respuesta.
Con hojas que al caer revelan distintas palabras, el mismo bosque no tarda en separar a aquellos que tienen aptitudes, de aquellos que no: Por todos los que no ven en las verdes letras mas que sinsentidos y palabras al azar, algunos elegidos ven los versos de un poema, el inicio de una gesta o personajes a punto de ser conjurados.
Se rumorea que existe una configuración secreta de palabras que, en el orden adecuado, forman una composicion destinada a llevar a quien la lea al centro del Bosque, donde espera La verdad absoluta.
Por supuesto; Tal vez esta configuración nunca sea encontrada, o tal vez ya lo ha sido y no fue entendida, o peor; tal vez sea solo un engaño de los Ancianos para que los aprendices de las cuatro esquinas del mundo se pierdan en el bosque creyendo que el camino a la literatura esta hecho de verdades absolutas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s